blog-post-image

Evita estos errores en tu negocio de moda

Te compartimos los errores más comunes que muchos negocios dedicados a la moda cometen una y otra vez. Estos son los errores más comunes que los especialistas en marketing te piden ajustar o cambiar para poder tener más clientes y generar más ventas en línea. 

 

Tratar de vender a todo el mundo

Tratando de vender a todo el mundo entras en un ciclo interminable de intentos y fracasos. Es bastante lógico pensar que todas las personas en algún momento deberán comprar ropa. Lo que puede llevar a pensar que mi público son todos. 

Sin embargo, tratando de venderle a todos, terminarás vendiéndole a nadie. Las personas cuando compran tienden a buscar objetos específicos para cubrir una necesidad específica. Si tu negocio se enfoca en todo en general y no existe una segmentación que hable a un público específico te será más difícil tener clientes fieles, recurrentes o fans de tu marca que construyan una comunidad. 

Si crees que esto puede generar pérdida de un público más amplio de compras, no te preocupes el objetivo de una marca de moda es crear fans no únicamente clientes. Recuerda cualquiera de tus marcas de ropa favorita y te darás cuenta que sus estilo, productos, imagen están dirigidos a clientes de ciertas características, edades, economía, etc.    

Al ser realmente específico, puedes establecer una conexión con los clientes potenciales, crear una marca que les encantará y no sólo los ayudará a atraerlos como clientes, sino que también los ayudará a mantenerse leales y seguir regresando.

 

¿Cómo saber a quién debo hablarle?

 

Depender demasiado de las redes sociales

Un segundo gran error es depender demasiado de las  redes sociales. Forbes, afirma que solamente el 3.1% de Instagram se convierten en compradores, dejando un 97% fuera. No se trata únicamente de subir fotos bonitas. Para que una persona se convierta en cliente es necesario que la persona vea muchas veces la marca, lo que significa que es necesario tener toda una estrategia para obtener compradores.

Para tener una eficiente red de ventas es necesario establecer una embudo de ventas. Tal vez ya lo escuchaste anteriormente, básicamente es un flujo que te permite establecer por dónde pasa cada cliente desde que ve tu marca hasta convertirse en comprador. El objetivo es generar confianza tal vez alguien vio una imagen en instagram que lo llevo a ver un blog y después los productos para finalmente adquirirlos. todo este camino será el flujo que sigue y nos sirve para ver qué es lo que lo convirtió en comprador o porque no llegó a convertirse en uno. 

Entonces asegúrate de que las redes sociales estén conectadas a una estrategia completa de tu negocio.  

 

Lista de contactos

El tercer error es no construir una lista de correos electrónicos. Si bien el correo electrónico no es una de las herramientas más populares en la actualidad, sí es la mejor manera de mantenerte en contacto con tus clientes como descuentos, noticias, ofertas, nuevo catálogo, etc. 

Crear una lista de contactos es primordial para mantenerte en contacto con los compradores y fidelizarlos. Existen otras plataformas como las redes sociales para estar en contacto, sin embargo el email tiene hasta el momento mayor tasa de conversión que otras redes.    

Tienes muchas más posibilidades de convertir una persona en tu cliente por email que otras redes sociales. No descartes el email como una fuente aliada para atraer más clientes.

 

Error del yo

Este error es muy común y muchas marcas terminan hablando únicamente de sí mismas. Todo termina siendo yo, yo, yo, y la autopromoción está bien pero todo debería tratarse del cliente. El cliente siempre busca, qué puedo obtener.

Por lo que siempre debes pensar : "¿cómo puedo ayudar a mi cliente hoy?" en lugar de "¿qué puedo venderles hoy"?. El contenido que recibe el cliente debe ser de utilidad. No quiere decir que dejes de mostrar tus productos, únicamente deja de hacerlo de una manera tan obvia. 

Tomemos como ejemplo una marca de ropa deportiva, puedo crear contenido de utilidad hablando sobre diferentes entrenamientos que pueden servir, dietas, batidos, etc. Entonces creando contenido de valor al cliente, él siempre volverá. Estamos siendo más sutiles en lugar de "compra esto ahora" todo el tiempo. 

 

No automatizar

Este error es uno de los más recurrentes que a pesar de la tecnología actual se sigue cometiendo. No tener un proceso de ventas automatizado no solo convierte tu negocio en un proceso de tiempo completo para ti. No olvidemos que como ser humano debes descansar, dormir y tener una vida personal. Durante este tiempo puedes perder clientes potenciales y ventas. 

Al automatizar tu proceso de ventas, marketing y todo lo que utilice tu negocio, no debes preocuparte por dedicar todo tu tiempo a la comercialización y hacer todo manualmente. Agrupar tareas como el proceso de compra y post de redes sociales. Lo que permite poder concentrarse en nuevas ideas, actualizaciones, cambios y así evitas pensar en las tareas manuales 24/7. 


Los errores más comunes en los negocios de moda, irónicamente se deben al miedo de probar  o intentar cosas nuevas. El mundo de la moda se renueva constantemente, por lo que el cliente cambia de gustos al igual que las ocasiones y temporadas. Ofrece siempre actualizaciones o novedades para que tu cliente se sienta parte de las tendencias y últimas noticias. Recuerda la pregunta más importante en el mundo de las ventas:  "¿cómo puedo ayudar a mi cliente hoy?"   

Si deseas seguir leyendo artículos relacionados como por ejemplo nuevas tendencias de moda en verano, haz click aquí


Puedes compartir en:

Puedes seguir leyendo...

Tienda online: ¿qué es y por qué deberías tener una?

Crear una tienda online para que tu negocio tenga presencia en Internet

Catálogo digital gratis para tu tienda online

¿Quieres saber cómo hacer un catálogo digital gratis?

Como mejorar la experiencia de compra de tu cliente

Estamos en una sociedad donde el cliente cada vez es más exigente al momento de comprar, entendiendo que la forma tradicional de atención al cliente ha quedado en el olvido.